sábado, 11 de enero de 2014

Una foto para recordar que el republicanismo y social cristianismo no tuvieron miedo de estar en las causas justas



Durante las últimas semanas, el PUSC ha sufrido la fuga de conocidos dirigentes calderonistas, quienes dieron su adhesión a Otto Guevara, candidato del Movimiento Libertario.  La mayoría de estos alegaron que su salida obedecía al “riesgo” que representa José María Villalta, del Frente Amplio, un partido de centro izquierda.

La foto les recuerda a esos dirigentes la diferencia abismal entre ellos y los dirigentes históricos que se unieron con la Iglesia, los ideales republicanos y el Partido Comunista   en una gran lucha social.

La diferencia es realmente abismal pues lejos de leer y actualizar la ideología socialista y cristiana se amparan en el fascismo de mercado.

Solo para recordar algunos de los documentos que abjuran estos dirigentes calderonistas en su alianza con los fascistas de mercado se pueden citar algunos:



Rerum Novarum(1891).
Quadragesimo Anno (1931).
Mater et Magistra (1961). 
Pacem in Terris (1963). 
Concilio Vaticano II
Gaudium et Spes (1965).  
Populorum Progressio (1967). 
Octogésima Adveniens (1971). 
Laborem Exercens(1981). 
Sollicitudo Rei Socialis (1987). 
Centessimus Annus (1991). 

DOCUMENTOS DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL SOBRE PASTORAL OBRERA

Pastoral Obrera de Toda la Iglesia (1995)
Por un trabajo al servicio de todo el hombre (2005).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada