sábado, 25 de enero de 2014

VIVA CRISTO REY ABAJO PERO ABAJO LA OLIGARQUÍA QUE NOS ROBA.



El miedo a los comunistas es viejo.   Entre los recuerdos familiares del lado materno se recuerda una y otra vez como en aquellos años 1940, la propaganda anti comunista era muy fuerte,  Por ello, cuando Manuel Mora llegaba a los pueblos las viejitas no salían, se persignaban y decían que venía el diablo.   Los mas jóvenes salían a las calles a gritar !VIVA CRISTO REY¡..., !VIVA CRISTO REY¡.....   !VIVA CRISTO REY¡.....    a lo que a todo pulmón Manuel Mora respondía.   !VIVA CRISTO REY¡.....  ! ABAJO LA OLIGARQUÍA QUE NOS ROBA¡  

El relato pocas veces ha sido abordado por la historia.   Posiblemente, por varios motivos.   En primer, por  ser una historia de los vencidos por lo cual ha sido olvidada por la historia oficial.   En segundo lugar, la historiografía, en general, ha sido reacia hacer la historia con la gente, fiándose en los testimonios escritos y las declaraciones oficiales.  Y finalmente por que la  disciplina histórica se trabaja usualmente con una visión aséptica y neutral de la política, en una muy mal entendida neutralidad.


Además, del miedo a  los comunistas nuestro sistema social y político dominante han alimentando el miedo a los indígenas, los campesinos, los obreros, los extranjeros, y más recientemente a la juventud.   En el 2008, varios investigadores de diferentes disciplinas participamos en el libro “El lado oscuro: ensayos sobre violencia”, que coincidió con la mejor campaña orquestada  de lo que nosotros denominados la construcción social del miedo. 

En San José, el alcalde de entonces y hoy flamante candidato a la presidencia por el partido Liberación Nacional, se hacía eco  de los nefastos neoliberales que hablaban de una ciudad despoblada, ignorando las decenas de tugurios, los miles de cuidada carros y pordioseros, y de los cientos de trabajadores informales.   Los medios de comunicación criminalizando a los pobres; los grupos sociales intimidados como los causantes de la crisis, mientras los exportadores, banqueros y miembros de la oligarquía recibían mil y un privilegios.   Las nuevos movimientos sociales y las sexualidades vistas como peligro.

Del 2008 al 2014 poco a cambiado.    Los candidatos a presdientes que promocionaban casinos, la prostitución, acciones a su provecho y los privilegios descarados a empresarios, varios de ellos con causas penales  o con acciones éticas incorrectas gritan hoy su pertenencia cristiana.   O peor a{un nos intimidan con el miedo a perder el trabajo como han hecho las empresas transnacionales y la oligarquía nacional por todos los medios.

Hoy nos gritan !VIVA CRISTO REY¡   y como los comunistas de antes, debemos responder !VIVA CRISTO REY¡ PERO ABAJO LA OLIGARQUÍA QUE NOS ROBA¡ 

Los historiadores no podemos ser ajenos a la violencia social, a la creación de pánicos sociales, sin indiferentes a la realidad social y ciudadano y menos aún llegar a la sociedad con discursos seudo neutrales y objetivistas.   Como ciudadanos nos debemos unir a la construcción de una sociedad pro-positiva, critica y social.   Por ello no nos extraña que la gran Reforma Liberacionista a los planes de estudio quería cerrar desesperadamente y por todos los medios la criticidad social y el uso de la historia como una variable interpretativa de la realidad y más aún de un medio para ejercer la ciudadanía responsable.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada