domingo, 6 de junio de 2010

¡Que asco! Walter Céspedes admite que sueldazo promovido por Liberación era un premio y callo cobardemente.

Wálter Céspedes


‘Era un premio a los que iban a votar por el PLN’
 
 
Wálter Céspedes Jefe de fracción del PUSCEl diputado limonense afirma que la presidenta Laura Chinchilla y su ministro de la Presidencia, Marco Vargas apoyaban el plan para aumentar el sueldo de los diputados a ¢4,3 millones desde antes de que los actuales congresistas asumieran su cargo.
 
El jefe de fracción del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Wálter Céspedes, afirma en entrevista con La Nación que el fallido proyecto de ley para aumentar el salario de los diputados, formó parte de la oferta de negociación del oficialista Partido Liberación Nacional (PLN) para conseguir los votos necesarios para hacerse con el control del directorio del Congreso.


Además, afirma que la promesa del impulso al aumento salarial contó con el apoyo de Casa Presidencial y del PLN aún antes de que los diputados actuales asumieran funciones el 1°. de mayo.

En esa elección la ganó el PLN gracias a los votos de los opositores Movimiento Libertario, quienes rompieron una alianza con otras fracciones que pretendían montar un directorio de oposición. Los liberacionistas también obtuvieron el apoyo de Restauración Nacional y Renovación Costarricense.

Céspedes habla sobre la relación entre el apoyo que obtuvo el PLN para ganar el directorio a cambio del impulso al plan para que el salario de los diputados pasara de ¢2,5 millones a ¢4,3 millones por mes. El fracaso de este plan se convirtió en el primer tropiezo de la bancada oficialista, justo cuando la presidenta de la República, Laura Chinchilla, anunció que lo vetaría al darse cuenta de que el incremento la beneficiaría al momento de pensionarse como expresidenta.

¿Qué tanto se afectó la relación entre el PUSC y el PLN luego del intento fallido de los diputados por aumentarse el salario?

Es cierto que existe una gran distancia entre la fracción de Liberación y la fracción de la Unidad, no promovida por nosotros. Cuando a uno lo golpean innecesariamente, o cuando la otra fracción quiere buscar un culpable, para salir adelante sobre una presión que tiene, y uno siente que no ha sido la fracción de nosotros, obviamente se forma una herida innecesaria.

¿Fue usted quien promovió este proyecto?

De ninguna manera. Fueron los diputados salientes (período 2006-2010) los que promovieron el proyecto, luego todos los interesados firmamos el documento para poner a despacho el proyecto. Precisamente en la primera reunión de jefes de fracción de este gobierno yo pregunté qué se iba a hacer y si se contaba con el apoyo de Casa Presidencial, porque si la Presidenta se iba a oponer el proyecto, no queríamos que hubiera un problema.


Pero al final sí hubo problema.

Faltó una estrategia política para que esa herida se pudiera arreglar fácilmente.
¿La Presidenta y el Ministro de la Presidencia, Marco Vargas, sabían de ese proyecto?, ¿Ustedes tuvieron ese apoyo?
Desde el principio estábamos siendo apoyados por el Ministro de la Presidencia y por doña Laura. Incluso cuando ella estaba en Europa, doña Viviana (Martín) se comunicó con ella para volverle a preguntar y nos comunicó que doña Laura (Chinchilla) estaba totalmente de acuerdo.
¿Se habló de una bendición del Poder Ejecutivo?
Sí claro, claro. Se habló que era importante para el Poder Ejecutivo el aumento de salarios de los diputados. Incluso había otros diputados que venían de otras posiciones que le habían señalado que no podían hacerle frente a sus compromisos con un sueldo de diputado, porque al aceptar la postulación para el Congreso se les había bajado el salario y se habló que era importante subirlo, por lo menos para equipararlo a un monto adecuado, para compensar lo que dejaban de percibir.
¿Eso fue antes de entrar a funciones o después?

Fue antes de entrar en funciones, y después también se habló. De hecho, antes de entrar a funciones tuvimos varias reuniones.
Entonces no fue casualidad el que usted preguntara por el proyecto del aumento en el primer punto, de la primera reunión de los nuevos jefes de fracción.
Ya habíamos tenidos reuniones, y entonces, yo, principalmente, tenía una gran preocupación sobre la posición del Poder Ejecutivo. Yo tenía mis dudas, y yo repreguntaba. Era el que más preguntaba sobre la posición de la Presidenta. Uno sabe que si Casa Presidencial dice que esto no va, todo se cae, y vamos a tener a la opinión pública en contra.

¿A petición de quién redactaron los anteriores diputados el proyecto de ley de aumento de salario para los diputados?
En una reunión que tuvimos con Viviana Martín, cuando se estaban negociando algunas posiciones para la conformación del directorio, este' había un tema sobre eso. Pero Viviana (Martín) andaba negociando con las fracciones, buscando los votos para obtener el directorio (de la Asamblea Legislativa). Ahí, en las negociaciones, cuando el PLN pidió los votos del directorio, se habló del aumento del salario. Ahí Viviana (Martín) le pidió a los salientes diputados de Liberación, junto con el ministro de la Presidencia, que ya se sabía que era Marco Vargas, que redactaran el proyecto de ley, precisamente para tratar de alguna manera de ablandar las negociaciones sobre el directorio.
Era una especie de'
Así es, era un premio a los que iban a votar a favor del PLN por el Directorio.
¿Tanto los de oposición como del oficialismo a favor del PLN?
Parejo, así es, así fue, y esa es la verdad. Por eso yo mantuve mi posición de que íbamos a votar por nosotros mismos. En un momento se me quiso quebrar la fracción, porque iban a hacer una coalición de oposición, pero yo no estaba de acuerdo, pues el Libertario ya se había salido.

Entonces, ¿el Libertario le ‘safó’ la tabla a la oposición porque negoció el aumento de salario con el PLN?
Yo no podría decir eso, pero yo sí sé que parte de las conversaciones que se tuvieron los libertarios con Viviana (Martín) incluían ese punto del aumento.
¿Qué tanto afecta el avance de los proyectos de ley en la Asamblea esta fractura de relaciones?
Bueno, no se ha podido sanar la herida, porque no se le ha echado ningún remedio, ni ninguna medicina. Viviana ha tratado, y hay que reconocerlo, de conversar conmigo, incluso el día de ayer me pidió disculpas sobre el tema de cómo había manejado el tema, y yo le dije que siendo una dama, no le guardaba resentimiento de forma personal. Pero cuando se alude a un partido, afecta a los miles de costarricenses que siguen ese partido.


Pero en el papel, en el acta, quien pregunta de primero por el proyecto para aumentar el salario de los diputados, es usted.
Hice la pregunta y asumo la responsabilidad por preguntar. Pero no tengo el liderazgo para arrastrar 35 votos que vayan detrás de mí.
Doña Viviana sí.
No, doña Viviana tampoco tenía ese liderazgo.
¿Quién fue entonces?
No... todos. La responsabilidad fue de todos los que lo apoyamos. Por ejemplo, vea el Libertario. Nosotros le consultamos al jefe de ellos, Danilo Cubero, y él contestaba, ‘todos van con el proyecto’ y a mí me preguntaban, y yo decía ‘mirá en la fracción (del PUSC) está dividido el tema’, y por eso dejamos la votación a la libre.
¿Qué piensa de la indignación de la gente sobre este tema?
Yo pienso que la gente tiene razón. Creo que nos equivocamos, no fue el mejor momento.
¿Qué les pasó?
Yo creo que fue una cuestión de oportunidad. Como un grupo de diputados salientes se atrevieron a redactar este proyecto de ley, vimos la oportunidad.
Pero solo hay una oportunidad, para dejar una buena primera impresión.

Es cierto, pero creo que los errores se deben aprovechar para que uno pueda corregir la acción.
Entonces, en resumen, ¿el proyecto de ley para que los diputados se aumentaran el salario fue parte de una negociación para ganar el directorio?
Esto fue parte de las negociaciones para sentir un compromiso hacia la negociación del directorio, así lo entendimos, así lo vimos, así se conversó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada