lunes, 7 de junio de 2010

Sin propuestas sociales Jefe del PUSC pidió eliminar el monitoreo, al señalar ‘falta de privacidad’

Diputados eliminan dispositivo que los controlaba en giras





Directorio dejó vigilancia satelital de carros solo para caso de robosJefe del PUSC pidió eliminar el monitoreo, al señalar ‘falta de privacidad’
 
El directorio del Congreso eliminó el control del movimiento de sus carros mediante los dispositivos de localización GPS.


Los legisladores utilizan para sus giras estos automóviles de doble tracción. Archivo+ MULTIMEDIA

El Sistema de Posicionamiento Global (GPS, por sus siglas en inglés), quedó habilitado solo para casos de secuestro, indicó el presidente de la Asamblea Legislativa, Luis Gerardo Villanueva.

De esta forma, la Dirección de Transporte del Congreso ya no podrá rastrear y controlar los movimientos de los legisladores, pues este dispositivo solo se activará en caso de secuestro del vehículo, indicó el presidente de la Asamblea, Luis Gerardo Villanueva.
“Lo que hicimos fue dar curso a una petición hecha en reunión de jefes de fracción”, explicó Villanueva, quien es diputado del oficialista Partido Liberación Nacional (PLN).

La eliminación del sistema de rastreo se dio a petición del diputado jefe de fracción del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Wálter Céspedes.

El socialcristiano, representante de Limón, indicó que los dispositivos de localización satelital son inconvenientes.
“Resulta que los choferes caminan con los diputados; es decir, esto era para controlar a los diputados. Para mí, el GPS era como una desconfianza y una invasión a la privacidad que debe tener el legislador”, indicó el congresista.

Giras caras. El sistema de localización satelital GPS lo contrató el Congreso en febrero de este año. con la empresa Radio Mensajes, con un costo de ¢10 millones.

La idea era controlar el uso de los vehículos del Congreso, para evitar abusos con horas extra de los choferes y brindar seguridad a los diputados.

En marzo, la Unidad de Transportes de la Asamblea informó a la dirección del Congreso de que el ahorro en viáticos y horas extra de los choferes de los 17 automóviles de la Asamblea le significó a la administración un ahorro de ¢300.000 por semana.

Aun así, Villanueva indicó que el costo de las giras es muy alto, y tratarán de que los diputados se hagan responsables de los gastos.

“Las giras cuestan de ¢40 millones a ¢50 millones por mes. El Directorio está revisando las opciones para rebajarlo a la mitad, o bien eliminarlo, y una de las opciones para eliminarlo es entregarlo al diputado, tal y como sucede con los ministros, para que sea una responsabilidad enteramente del diputado”, indicó el congresista.

En tanto, la jefa de fracción del oficialista Partido Liberación Nacional (PLN), Viviana Martín, indicó que está en contra de la eliminación del control, y adelantó que llevará este tema a la próxima reunión de jefes de fracción.

Por su parte, la subjefe de fracción del opositor Partido Acción Ciudadana (PAC), Jeannette Ruiz, se quejó de la eliminación del control de movimiento sobre los carros del Congreso.

“A mí me parece inconveniente que los quiten, es una forma de rendir cuentas sobre el lugar en donde estamos”, explicó Ruiz.

El congresista del Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), Víctor Emilio Granados, opinó que la eliminación del sistema es inconveniente para la transparencia de los legisladores.

Hasta que el tema no sea revisado, los carros de la Asamblea rodarán sin mayor control que la buena fe de los congresistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada