martes, 23 de febrero de 2010

Apercolle de Figueres con Calderón, la melcocha en que están el Gobierno y el PUSC

Apercolle de Figueres con Calderón, la melcocha en que están el Gobierno y el PUSC 

Edgar Espinoza
Tomado de http://www.nacion.com/ln_ee/1995/agosto/10/opinion2.html



Ante el apercolle de Figueres con Calderón, la melcocha en que están el Gobierno y el PUSC y la atracción fatal entre socialdemócratas y socialcristianos, es oportuno prevenir al costarricense sobre lo que podría suceder en la próxima campaña política.

Si por alguna razón el mentado pacto sale mal, el candidato de la Unidad Socialcristiana no podrá decir en plaza pública que "el desastre del gobierno de Figueres tiene al país en la pura calle..." porque también aquél va a salir untado y embarrado. Como lo que tendría que decir es que "el desastre del cogobierno tiene al país en el caos", entonces en vez de hablar va a tener que dedicarse a otros quehaceres en la tarima como hacer maromas, bailar el son de moda y comerse la bandera del partido en público.

A su vez, el candidato oficialista estará en tamaño aprieto: como no podrá decir que el gobierno fue un desastre, entonces dirá que "la maravilla del gobierno figuerista hizo posible una Costa Rica mejor", pero como lo que hubo fue más bien un cogobierno va a tener que decir que "la maravilla del cogobierno calderofiguerista hizo posible..." Como lógicamente tampoco dirá eso, entonces preferirá también divertir a los seguidores jugando rayuela en la tarima, tirándoles besitos volados y bailando cancán con la "Tumba-cocos".

Ahora, en caso de que el pacto funcione y todo salga de perlas, el candidato del PUSC dirá entonces a sus electores que "ante la incompetencia del gobierno figuerista para gobernar, nosotros los del PUSC salimos en su auxilio a salvarle la tanda, y vean hoy los grandes logros obtenidos. Así que si quieren triunfar, voten por el PUSC, único gran salvador de esta finquita."

Y el de Liberación obviamente dirá que "ante la actitud negativa del PUSC al oponerse a todo y hacer ingobernable el país, solo la visión de Figueres logró convencer a los adversarios de la necesidad de asumir una posición patriótica para reformar este país de cabo a rabo".

Ante esa situación tan insólita en los anales de la política nacional, las siguientes son algunas conclusiones, deducciones, intuiciones y recomendaciones al electorado en general:

1- Por aquello del tú me dás, yo te doy, de ganar el PUSC las próximas elecciones no sería raro que éste le devolviera la cortesía del pacto a Figueres para chuparse juntos el mismo caramelo entre 1998 y el 2002.

2- De ganar Liberación, ya se sabe que también gana el PUSC porque seguirán cogobernando. De acuerdo con esto, Calderón será cogobernante de Costa Rica hasta el fin de los siglos, y lo mismo José María.

3- Así, en vez de dos partidos tendremos uno con el mismo uniforme, insignia, gorro, camisetas, labia, promesas, objetivos y bandera (solo que ésta con más colores, incluyendo el negro de la Liga).

4- Lo lógico sería entonces suprimir totalmente la campaña política y ahorrarle al país la gran millonada de plata que se pierde por concepto de deuda política, pues si todo es lo mismo, ¿qué sentido tiene pelearse?

5- Ahora, si Fishman o Corrales deciden apartarse de sus partidos y fundar con éxito una tercera y cuarta opción, entonces habrá que iniciar los esfuerzos patrios necesarios e inmediatos para lograr un cococogobierno, máxima expresión de nuestra más genuina dededemocracia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada