domingo, 14 de febrero de 2010

MENSAJE DEL SEÑOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA, DOCTOR DON RAFAEL ANGEL, 1944

MENSAJE DEL SEÑOR PRESIDENTE DE  LA REPUBLICA, DOCTOR DON RAFAEL ANGEL CALDERON GUARDIA



PRESENTADÓ AL CONGRESO CONSTITUCIONAL



1° de mayo de 1944



Señores Diputados:



Cumple hoy a mi deber de gobernante, el honor de comparecer ante vosotros, dignos representantes del pueblo, a rendiros el informe del último año de mi administración, la que concluye el 8 de los corrientes.



Han coincidido los cuatro 'años de este gobierno, con una de las épocas más azarosas de la historia, pues asumí el Poder ya iniciada la guerra mundial que aún continúa y que tantos trastornos ha causado a la humanidad. Por fortuna, la situación de las Democracias en la lucha es hoy tan ventajosa, que nadie puede poner en duda su triunfo, pero para llegar a esa situación preponderante, se han padecido enormes sacrificios cuyos inevitables reflejos, a pesar de nuestro cotidiano e infatigable esfuerzo por contrarrestarlos, llegaron también a nuestras playas y afectaron hondamente la situación financiera del país. Ello no obstante, mi administración, contando siempre con la desinteresada y patriótica colaboración de esta Cámara, ha realizado una obra de vastísimas proporciones, a la cual he ido refiriéndome en mis sucesivos mensajes anuales, completados ahora con este último, y tengo la satisfacción íntima de no haber escatimado esfuerzo alguno por el supremo bien de la República, y de haber cumplido fielmente con mi deber.



RELACIONES EXTERIORES



En cuanto a nuestras relaciones internacionales, pláceme consignar que se ha mantenido invariablemente la norma de estrecharlas más y más cada día, de acuerdo con nuestra tradición al respecto y con el imperativo de la hora presente, y que se ha continuado ofreciendo nuestra máxima posibilidad de colaboración a las Naciones Unidas en el actual conflicto bélico. Afortunadamente, como dije antes, la victoria final es tan segura como inminente y ella vendrá a consolidar la fraternidad internacional que ansiamos todos los partidarios de la paz, de la justicia y de la libertad.



La corriente de acercamiento interamericano tuvo una nueva manifestación entre nosotros, al ser elevadas al rango de Embajada la Representación Diplomática de México en Costa Rica, y la nuestra en esa Nación hermana, con la cual mantenemos tan estrechas y cordiales relaciones.



Dentro de esa misma política de acercamiento intercontinental, y atendiendo a cordial invitación hecha al efecto al Gobierno, se envió una Misión Especial ante el Gobierno de la República Dominicana para que representara a Costa Rica en los festejos conmemorativos del primer centenario de la fundación de esa República, ceremonias en las cuales estuvieron representadas, sin excepción, todas las naciones de América.

Pláceme consignar asimismo que continúa efectuándose sin ningún tropiezo el deslinde de nuestra frontera Sur, de acuerdo con el Tratado de l° de mayo de 1941, que puso fin a la cuestión fronteriza entre Costa Rica y Panamá. Acerca del particular, renuevo aquí el sentimiento de profunda pena con que recibimos la infausta noticia del fallecimiento del Arbitro chileno Ingeniero don Carlos Henríquez, ocurrida en Panamá, y el agrado con que acogimos la designación que, para llenar la vacante, hizo el Excmo. Señor Presidente de Chile, Doctor Juan Antonio Ríos, en el Ingeniero chileno don Santiago Labarca, cuyos brillantes atributos personales, como en el caso del Ingeniero Henríquez, constituyen prenda segura de acierto en sus funciones, y bien justificada causa de amplia y absoluta confianza.



En el ramo de Justicia y por vía de ensayo, dentro del propósito de mejorar el régimen penal, adecuando la pena a la finalidad filosófica de la misma, que persigue el mejoramiento del delincuente, habituándolo a una vida de probidad y de trabajo, se dispuso la creación de una Colonia Agrícola Penal para que en ella descuenten su pena de prisión los reos que el Consejo Nacional de Prisiones escoja, tomando en cuenta las condiciones personales de cada uno, la modalidad de la delincuencia y la duración de la pena. La experiencia que al respecto se haga, decidirá lo que proceda acerca del mencionado propósito.



Un problema había quedado sin solución dentro de la legislación de emergencia emitida a causa de la guerra: la situación jurídica de los reclamos a enderezar contra el enemigo. Con el objeto de normalizar esa situación, se dispuso por ley N° 120 de 21 de agosto de 1943, que toda persona, natural o jurídica, de nacionalidad costarricense que tenga procedimientos judiciales que enderezar contra personas naturales o jurídicas de los Estados con los cuales la República se encuentra en guerra, o que residan en territorios ocupados por esos Estados, deben ser establecidos ante los Tribunales nacionales, de acuerdo con lo que dispone nuestra legislación para el caso de ausencia del demandado. Esta ley contiene las prescripciones necesarias para la respectiva sustanciación del juicio y para la ejecución de la sentencia.



Se emitieron también los Códigos Penal y de Policía, con el objeto de unificar y simplificar los procedimientos que estaban dispersos. En el futuro, será posible mayor eficiencia en la aplicación de los capítulos respectivos.



En cuanto a las relaciones entre la Iglesia y el Poder Civil, es para mí motivo de singular complacencia manifestar que no pueden ser estas más cordiales, gracias a la inteligente actuación del ilustrísimo y Reverendísimo Monseñor Doctor Don Víctor Sanabria Martínez, Arzobispo de San José, Prelado de excepcionales ejecutorias, y a los Ilustrísimos y Reverendísimos Obispos de Alajuela y Limón, también Prelados muy distinguidos y excelentes colaboradores de Monseñor Sanabria, y al Clero en general, que ha sabido ejecutar con esmerado acierto las instrucciones sabias y prudentes de sus Superioridades.





GOBERNACION Y POLICIA



Dije en mi informe anterior que, como un paso hacia el intento de armonizar los factores del trabajo y de mantener un equilibrio estable entre las fuerzas productoras y los centros directores de la sociedad, había creado mi Gobierno la Institución del Seguro Social, y agregué que tan elevado y complejo propósito requería otras múltiples disposiciones, entre ellas un capítulo de Garantías Sociales que, incorporado a la Constitución, reglamentara y ordenara tales vinculaciones; una reforma al artículo 29 de la misma, que permitiera el aprovechamiento de la tierra ociosamente retenida por particulares, a fin de convertirla en fuente activa de producción; y un Código de Trabajo, que viniera a poner en acción las Garantías Sociales, para que estas llenen más cumplidamente su cometido. Me place consignar que gracias a vuestra constante cooperación, señores Diputados; se alcanzaron esos tres objetivos, y que hoy nuestra Carta Magna permite aprovechar, para bien de la comunidad, la tierra inculta, estableciendo que, por motivos de necesidad pública, podrá el Congreso, mediante el voto de los dos tercios de la totalidad de sus miembros, imponer a la propiedad limitaciones de interés social y reglamenta con carácter fundamental las relaciones entre patronos y obreros con miras hacia una más justa distribución de la riqueza, y además contamos con un Código de Trabajo que, aunque imperfecto como toda obra en sus comienzos, dirime las controversias que se susciten entre los factores de producción. No pretendo, repito, que la obra esté concluida. Falta muchísimo por hacer. Es más: esta labor será eterna, porque la civilización se mantiene en evolución constante y las ideas políticas cambian asimismo de tonalidades; además, es preciso ir perfeccionando lo hecho hasta ahora, a base de los consejos que dicte la experiencia; pero sí creo que se ha logrado un considerable progreso por la senda que recorre la humanidad hacia la conquista de una paz estable y constructiva.



En el constante propósito de auspiciar por todos los medios posibles el mejoramiento de las condiciones de vida del pueblo costarricense, se emitió la ley N° 52 de 29 de diciembre último, que decretó la Nacionalización del Comercio. Esa ley dispone que, para iniciar en el futuro esa clase de actividades dentro del territorio de la República, bien por cuenta propia, o como agente o representante de otro, se requerirá ser ciudadano costarricense; y que si se trata de sociedades, será preciso que sus socios o accionistas sean costarricenses; que dichas entidades estén constituídas conforme a las leyes del país, y que tengan en él su domicilio. Esta ley deja a salvo tanto los derechos adquiridos por personas físicas o jurídicas extranjeras establecidas en el país antes del l° de enero del corriente año que estén cumpliendo con los reglamentos o disposiciones respectivos, como lo que establecen los tratados internacionales suscritos por la República.



Dentro de este orden de ideas, fueron dictadas, por ley N° 34 de 8 de julio último, severas medidas contra la especulación comercial, especificándose minuciosamente, qué debe entenderse por tal, y las sanciones correspondientes. Esta ley tiene carácter transitorio, y estará en vigencia hasta un año después de que se declare oficialmente haber cesado el estado de guerra en que se encuentra la República.



Con el mismo carácter de emergencia se dictó la ley N° 37 de 12 del citado mes, que creó la Junta Central de Abastos en San José, y estableció Juntas Auxiliares en las cabeceras de las demás provincias. El objeto fundamental de esta ley, es impedir el alza injustificada de precios y establece, las atribuciones de las Juntas y las respectivas sanciones.



También se dictó la Ley de Inquilinato N° 17 de 13 de agosto de 1943, que prohíbe el desahucio contra los inquilinos que estén al día en sus pagos, a menos que el propietario necesite la casa para uso propio o de su familia. Como una ley anterior a que hice referencia en mi precedente informe anual prohibió el alza de alquileres, la nueva ley vino a completar los propósitos tenidos en mente a causa de la excesiva demanda actual, y de la dificultad que debido a la guerra hay para construir por escasez de materiales.

Debo referirme por último en este capitulo, a la ley N° 81 de 7 de agosto de 1943, que derogó la N° 60 de 11 de junio de 1941, la cual había limitado a tres el número de regidores propietarios y a dos el de suplentes en todas las Municipalidades de la República. El objeto de esta reforma fue dar mayor acceso al pueblo en la integración del gobierno local, para que éste sea más democrático.



El Poder Ejecutivo puso especial empeño en pavimentar la ciudad capital, tanto por necesidades de higiene cómo por conveniencia de estética. La ejecución de ese propósito significó una considerable erogación a favor de la Municipalidad de San José, que tuvo dichas obras a su cargo. Se pavimentaron alrededor de 30 kilómetros. Dióse preferencia a varios de los sectores más humildes de la ciudad y considerando mi Gobierno que esos vecindarios no estaban en condiciones económicas de cubrir el costo de tan valiosas mejoras, con vuestra colaboración, Señores Diputados, se tramitó una ley disponiendo que no se cobre un céntimo por ese concepto a todos los propietarios de casas valoradas en menos de diez mil colones.



TRABAJO Y PREVISION SOCIAL



En acatamiento a las disposiciones del Código de Trabajo a que antes me he referido, y para la mejor aplicación del mismo, así como para la debida solución de la infinidad de problemas diversos que a diario se suscitan entre patronos y obreros, y para dar mayor eficacia social a esa legislación, se constituyó por separado la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, que tiene a su cargo la dirección, estudio y despacho de todos los asuntos relativos a trabajo y a previsión social y, además, el desarrollo, mejoramiento y aplicación de todas las leyes, decretos y acuerdos referentes a estas materias, principalmente los que tengan por objeto directo fijar y armonizar las relaciones entre patronos y trabajadores. Para ese fin, la Secretaria de Trabajo y Previsión Social está dividida en las siguientes secciones.



a) Oficina General de Trabajo;

b) Dirección General de Previsión Social;

c) Instituto Nacional de Investigaciones y Estudios Sociales; y

d) Inspección General de Trabajo.



Existen además todas las otras secciones que el buen servicio demanda.

La Oficina General de Trabajo tiene funciones puramente administrativas, como el registro de las organizaciones sociales, el de los contratos y convenciones de trabajo que se celebren en el país, servicios de estadística y colocaciones, y todas las demás que les atribuye el reglamento.



La Dirección General de Previsión Social realiza una eficaz coordinación entre todas las instituciones de previsión y asistencia sociales que existan o lleguen a existir en el país, a fin de propender a su constante progreso y mejoramiento.



El Instituto Nacional de Investigaciones y de Estudios Sociales, tiene por misión realizar toda clase de encuestas y estudios sobre salarios, costos de vida, y demás materias relativas al trabajo, asistencia y previsión social, para lo cual armoniza sus actividades sociales con las de las otras secciones, y establecerá un constante intercambio con los demás países, a fin de conocer sus problemas, instituciones y conquistas en el campo de la acción social.

La Inspección General de Trabajo vela, por medio de un cuerpo de inspectores, por que se cumplan y respeten todas las disposiciones legales relativas a trabajo y a previsión social. Esta sección tiene también el carácter de Asesoría Jurídica, y a este efecto se encarga de evacuar todas las consultas oficiales o particulares que se le hagan acerca de la recta interpretación y verdadero alcance de las leyes sociales.



La Secretaría está ya organizada y actuando, y en la práctica está dando muy satisfactorios resultados.





HACIENDA Y COMERCIO



En el propósito de coordinar todo lo relacionado con la construcción o terminación de las obras de vialidad que se ejecuten con el saldo del empréstito suscrito con el Banco de Exportación e Importación de Washington el 21 de agosto de 1941, así como con el producto de los Bonos de Defensa Económica que se destinen a ese fin, se creó la Junta Nacional de Carreteras, integrada por el Secretario de Estado en el Despacho de Fomento, quien la preside, y los Gerentes del Banco Nacional de Costa Rica y del Banco Nacional de Seguros. Dicha Junta tiene a su cargo el desarrollo del programa de vialidad ya formulado, y la elaboración de uno nuevo para continuar esa obra, mediante la cual se dotará al país de todas las vías de comunicación por carretera que necesite. La Junta en referencia deberá procurarse los arbitrios requeridos para sus proyectos del futuro, y estoy seguro de que llevará a efecto su cometido a entera satisfacción y conveniencia del país.



Mención especial debo hacer en este capítulo, acerca de un trascendental ensayo que se está haciendo actualmente y que viene a convertir en realidad un anhelo largamente sentido en una de las regiones agrícolas más densamente pobladas y cultivadas del país; me refiero a la fundación de una planta industrial cooperativa en la región azucarera de Grecia. Debido a las condiciones de inseguridad, y muchas veces hasta de adversidad en que se ha desarrollado el trabajo de los pequeños productores de caña, tuvieron ellos, hace algunos años, la idea de fundar esa institución; pero como una empresa de tal índole requería la concurrencia de importantes factores, tales como oportunidad, financiación y técnica, etc., no era posible improvisarla sin riesgo de fracaso. Sin embargo, los acontecimientos que conmueven hoy al mundo nos han brindado esa ocasión, que, además de ofrecer a los cañeros de Grecia su liberación económica, el bienestar de sus familias y el progreso de la localidad, será un ejemplo que Costa Rica entera tendrá que imitar en días no lejanos. en su evolución pacífica hacia un futuro mejor.



Sabido es que el sistema cooperativo se basa en la solidaridad humana; en la asociación libre y el provecho mutuo, garantizando la igualdad de disfrute mediante la igualdad de esfuerzo; busca la satisfacción racional de las necesidades primordiales del hombre, y fomenta la fraternidad. Dentro del sistema cooperativo los miembros conservan su individualidad. Cada socio tiene derecho a un voto en la asamblea, sin tomarse en cuenta el monto de su aporte monetario, característica esta muy señalada, porque se establece así el predominio del factor "personal" sobre el factor "capital", siendo esa la diferencia fundamental que la empresa cooperativa tiene con la empresa capitalista, en la cual es el dinero el que se impone, y no el hombre. Además de lo expuesto, debe agregarse que el sistema cooperativo no limita el número de socios, dejando abierta la puerta a quienes deseen ingresar a él, y educa a sus afiliados en el cumplimiento del deber, pues no se trata sólo de derechos iguales, sino de obligaciones que cumplir, con sus consiguientes responsabilidades. Tiene por delante el régimen cooperativo un camino muy vasto de acción colectiva. Bajo tales auspicios se emitió la ley N° 49 de 22 de julio de 1943, por la cual el Poder Ejecutivo fue autorizado para traspasar al Banco Nacional de Costa Rica numerosas fincas contiguas situadas en Grecia, y que le pertenecían por haber sido expropiadas a alemanes en virtud de la Ley del Bloqueo Económico. Por disposición de la misma ley, el Banco mencionado creó, bajo la dirección de su Departamento Agrícola, la "Cooperativa de Producción Agrícola-Industrial", sobre la cual ejercerá el control directo y administrativo por un término no menor de cinco años, y mientras dicha Cooperativa no haya cubierto al menos el 75% del valor de las propiedades adscritas a ella. La empresa pertenece a los socios, cada uno de los cuales tiene un voto, cualquiera que sea el número de acciones que posea, y las utilidades se distribuyen en proporción a los aportes. Se trata, pues, de una combinación del factor "trabajo" con el factor "capital", relaciones en las cuales este último no es un poder absorbente, sino sólo un instrumento de producción. Podrán ser socios de la Cooperativa todos los productores de caña de azúcar comprendidos dentro del perímetro cañero que la ley determina, y los empleados y trabajadores de la Cooperativa, excepto los productores que tengan ingenio propio, porque los intereses de estos, no se compaginan con la calidad de miembros de la Cooperativa. El capital de la referida empresa es de dos millones y medio de colones (¢ 2.500.000,00) dividido en veinticinco mil (25.000) acciones de cien colones (¢100,00) cada una. Las acciones pueden adquirirse pagando el 25% de su valor al contado, y el resto con el porcentaje de las utilidades netas anuales correspondientes a cada socio. Tales son, en sus lineamientos generales, las características de la Institución fundada, la cual, en sus demás detalles, se conforma con lo dispuesto en la ley común relativa a sociedades. Sólo me resta decir que la empresa se puso bajo el patrocinio del Banco Nacional, por la necesidad de que éste la financiara. Lo expuesto basta para darse una idea de la magnitud social de la obra emprendida que, repito, habrá de tener muy lisonjeros resultados para el porvenir.



Para cerrar este otro capítulo de mi informe administrativo, incluyo a continuación dos cuadros; uno de las entradas y salidas durante el año fiscal que hoy termina, y otro del estado actual de la deuda pública.





PRODUCTO DE LAS RENTAS NACIONALES



¢ %



Aduanas .................................................. 19.630.199,78 39,00

Licores..................................................... 10.664.455,82 21,18

Papel Sellado .......................................... 258.142,36 0,51

Timbres ................................................... 549.248,49 1,09

Correos.................................................... 434.452,03 0,86

Telégrafos ............................................... 520.140,85 1,03

Patente Nacional ..................................... 1.305.729,77 2,59

Ferrocarril al Pacífico............................... 7.592.110,18 15,08



Impuestos Fijos Exportación ..................... 17.909,03 0,04

Imprenta Nacional..................................... 55.932,90 0,11

Registro Público ....................................... 215.680,85 0,43

Derechos Exportación Bananos................ 304.159,67 0,60

Impuestos Directos.................................... 1.181.243,41 2,35

Impuestos de Conversión........................... 1.466.612,92 2,91

Eventuales.................................................. 720,374,65 1,43

Impuesto de Gasolina................................. 962.761,80 1,91

Impuesto Consumo de Cigarrillos............... 2.759.171,01 5,48

Impuesto Cedular de Ingresos..................... 1.115.024,97 2,21

Impuesto Consumo de Cerveza................... 346.216,07 0,69

Impuesto de Importación Ganado Vacuno.. 193.060,00 0,38

Impuesto de Tránsito.................................. 57.594,60 0,12



¢50.350.221,16 100%

GASTOS





¢ %

Poder Legislativo............................................. 728.537,00 1,02

Poder Judicial.................................................. 1.663. 118,26 2,32

Departamento de Gobernación, Policía

Judicial, Trabajo y Previsión Social........... 5.925.981,02 8,28

Departamento de Trabajo y Previsión

Social......................................................... 164.024,78 0,23

Departamento de Salubridad Pública y

Protección Social....................................... 3.652.326,28 5,11

Departamento de Fomento ........................... 27.314.484,51 38,18

Departamento' de Relaciones Exteriores,

Justicia y Culto .......................................... 1.720.768,68 2,41

Departamento de Educación Pública ........... 8.515.851,45 11,90

Departamento de Seguridad Pública ............ 6.965.783,82 9,74

Departamento de Hacienda .......................... 6.341.417,25 8,86

Departamento de Agricultura e Indus-

trias............................................................ 1.934.005,36 2,70

Servicio Deuda Pública ................................ 6.615.974,27 9,25



¢71.542.272,68 100%





CARRETERAS CON FONDOS EXIMBANK



¢

Interamericana ............................................ 4.836.783,82

Tributarias................................................... 4.487.034,16



¢9.323.817,98





PARTIDAS QUE EXPLICAN EL EXCESO DE LOS GASTOS ORDINARIOS SOBRE LAS RENTAS.- ¢21.191.051,52



¢



Auxilio al Municipio de San José......................... 1.100.000,00

Edificio de la Universidad ................................... 941.086,63

Valor del terreno para el Instituto

Interamericano de Ciencias Agrícolas................ 938.174,00

Protección Industrial pesquera ............................. 400.000,00

Gastos Defensa Nacional ..................................... 2.222.152,59

Gastos Muellecito de Puntarenas ......................... 286.712,61



Gastos en exceso del Presupuesto original

de las siguientes cuentas:



Carreteras ............................................................ 9.619.914,78

Edificios Nacionales ........................................... 1.486.603,16

Edificios Escolares ............................................. 2.261.643,49

Cañerías ............................................................. 983.017,06

Demarcación Límites con Panamá .................... 603.906,18

Control de la Langosta....................................... 102.867,44

Obras Sanitarias ................................................ 226.586,02

Sanidad de San José .......................................... 160.478,20



¢21.333.142,16





ESTADO DE LA DEUDA PUBLICA AL 31 DE DICIEMBRE DE 1943



¢



DEUDA EXTERIOR........................................................... 141.817.185,22

Capital ¢24.686.646,16

Intereses 17.130.539,06



DEUDA INTERIOR............................................................. 64.979.365,06

Bonos al Portador............................ ¢ 28.247.997,38

Fondos en Administración............... 2.467.882,35

Instituciones de Beneficencia .......... 337.519,40

Bancos ............................................ 19.538.305,65

Giros por Pagar .............................. 4.385.304,65

Varios.............................................. 10.002,305,63

¢206.796.550,28



En relación con el año anterior aumentó en ¢29.909.727,00







Representado así:

¢

Diferencia detallada en cuadro anterior.......... 21.192.051,52

Carreteras extraordinarias.............................. 9.323.817,98

Aumento activo.............................................. 767.454,39





¢31.283.323,89

Menos:



Ajuste varias cuentas por cambios y saldos

de otras..................................................... 1.373.596,89





¢29.909.727,00





EDUCACION PUBLICA



En cuanto al ramo de Educación Pública, os anuncié en mi Mensaje anterior la creación de una Escuela Complementaria de Segunda Enseñanza en Atenas. Hoy me complace informar que han sido creadas este año tres más una en Limón, otra en Turrialba y otra en Grecia, las cuales responden, como aquella, al propósito de descongestionar los centros existentes. Acaban de establecerse también las de Liberia, Santa Cruz y San Ramón. En estas escuelas complementarias se dará la enseñanza que corresponde al primer ciclo de estudios superiores.



Asimismo, y por considerarse de interés público la educación de los retrasados mentales, o que adolezcan de trastornos auditivos, de la vista, del sistema vocal o de cualquier otro impedimento físico análogo, que les impida proseguir con éxito las enseñanzas de la escuela común, se fundó la Escuela de Enseñanza Especial, compuesta de cuatro secciones que coexistirán mancomunadamente guardando la separación impuesta por la naturaleza de cada una de ellas. Estas secciones son: de retrasados mentales, de sordomudos y defectivos del lenguaje, de ciegos y amblíopes profundos, y de niños físicamente impedidos. La referida escuela, que responde, como he dicho, a necesidades indispensables, fue constituída y organizada por ley N° 61 de 15 de marzo del corriente año.



En virtud de la ley N° 68 de 3 de abril en curso, se creó, como dependencia de la Secretaría de Educación Pública, el Departamento de Misiones Culturales, cuyo objeto es difundir la cultura general, los modernos métodos docentes, y la educación higiénica y agrícola. Con sólo esta enunciación podrá apreciarse la importancia grande que tiene para el país el referido Departamento.



En el propósito de recoger y coleccionar todas las leyes y decretos dispersos sobre Educación Pública, se ordenó, por ley N° 42 de 28 de diciembre de 1943, agrupar ordenadamente todo este material en un solo cuerpo bajo el rubro de Código de Educación, que está ya imprimiéndose, y que en pocos días más verá la luz pública. Están funcionando también, con notorio provecho higiénico, varias barberías escolares.

Finalmente, en el deseo de llevar un poco de estímulo al personal docente del país, cuyas dotaciones eran muy exiguas a pesar de la enorme trascendencia de la labor que silenciosamente realizan día a día esos valiosos forjadores del progreso cultural de la Nación, se acordó aumentarles el sueldo a todos en. un 25%, lo que unido al porcentaje en que fueron aumentadas las dotaciones de los profesores obligados a trabajar en zonas insalubres, representa una erogación anual de ¢1.959.612,00. No es necesario hacer hincapié en la justicia de esta medida, y si algo tendría que agregar acerca de ella, es sólo la expresión de pesar porque el aumento no haya podido ser mayor aún, pues los sueldos del profesorado son acaso los más raquíticos de la administración, a pesar, como he dicho, del valioso contingente que ofrecen a la obra de progreso nacional.





FOMENTO



No obstante las considerables dificultades con que se ha tropezado a causa de la guerra, por escasez de materiales de construcción y por el alto costo de los mismos, mi administración no se sustrajo a las necesidades del país en la materia, tanto porque las obras realizadas eran de inaplazable urgencia, como por conjurar el problema social de la desocupación, cuyas proyecciones no escapan al más ligero análisis, y que todo gobierno debe evitar de cualquier modo, como cuestión básica para el mantenimiento de la paz social de la cual dependen fundamentalmente la estabilidad y progreso de las instituciones. De ahí que no se parara mientes en el precio de las obras por el aumento del valor de los materiales, que en algunos casos fue hasta de un 400% y por el alza de los salarios. Así se realizó, venciendo obstáculos poderosos, una labor sin precedentes en la historia del país.



Desde luego, no es posible, enumerar con detalle dentro de los estrechos límites de este informe, las extensas proyecciones de esa labor durante mi Administración, la cual se contendrá minuciosamente en la Memoria de la respectiva Secretaría, pero se puede ella aquilatar con bastante aproximación y en términos generales, con vista de los siguientes datos que en forma global consigno para ese fin:



Escuelas



Terminadas............................................ 82

Por terminar.......................................... 44

Reconstruídas....................................... 61



Edificios Nacionales



Terminados............................................ 117

Por terminar.......................................... 9

Reconstruidos....................................... 96



Cañerías y Pozos



Terminados........................................... 72

Por terminar......................................... 16

Reconstruídos...................................... 19

Carreteras



Se han construído aproximadamente 460 kilómetros de primera clase, lo que constituye la más alta cifra de construcción de vías públicas hasta ahora alcanzada en Costa Rica.

En ese kilometraje no se incluye ]a ejecución de la Carretera Interamericana; para la cual el Gobierno ha contribuido en considerable proporción y cuyo control general ha estado a cargo de los departamentos respectivos del Gobierno Norteamericano.



Puentes



Se construyeron en los cuatro años, 194 en todo el país.

Es de advertir que las obras públicas "por terminar" que aquí se han mencionado, están adelantadas en un 75%.



También debo hacer mención, en párrafo aparte, de una de las dependencias administrativas que más interesan al Gobierno, y cuya prosperidad va en creciente progreso con muy halagüeñas perspectivas para el porvenir. Me refiero al Ferrocarril al Pacífico, cuya administración ha sido por todos conceptos plenamente satisfactoria.



Durante el año a que se refiere este informe, el mejor que ha tenido ]a Empresa en toda su historia, fueron movilizados 234.476,541 kilos de carga, con un producto de ¢3.850.758,70, registrándose, en comparación con el año anterior, un aumento de 36.857,616 kilos, con ¢1.218.669,85. Entre los trenes regulares y de excursión, se transportaron en ambos rumbos 549.639 pasajeros, con un total de ¢1.416.896,40, registrándose un aumento de 201.277 pasajeros, que pagaron ¢431.841,70 sobre el año anterior. Las entradas brutas fueron de ¢2.009.830,12, lo que implica un aumento de ¢706.725,00 sobre el año anterior. La utilidad neta del año a que se contrae este informe, fue de ¢1.198.707,61, o sea ¢706.685,82 más que el año precedente. Estas cifras reflejan, con meridiana transparencia, la magnitud de los negocios de esa Empresa, y todo lo que puede esperarse de ella con el transcurso del tiempo. Cabe destacar el hecho de que la Administración del Ferrocarril Nacional ha tenido a su cargo, con meritorios resultados, la ejecución de varias obras de progreso en diversas localidades del país, tales como el Muellecito de Puntarenas, escuelas, cañerías, servicios eléctricos, etc.





AGRICULTURA



En el ramo de agricultura se realizó también una apreciable labor: Con fecha 2 de julio de 1943 y bajo el número 23, fue emitida la Ley de Protección Agraria, destinada a la defensa de la agricultura menor. En dicha ley se especifica lo que son delitos y faltas contra la agricultura, se establecen las respectivas sanciones, y se determinan los trámites para el juzgamiento; se reglamenta la venta de productos agrícolas y enseres de fincas rústicas o huertas caseras, y se prescriben normas para evitar el merodeo, las cuales quedan a cargo de la Inspección General de Hacienda. La leyes fuerte y bastante completa, y abarca todos los aspectos del problema; creo que introduciéndole alguna que otra reforma que la práctica aconseje, dará admirables resultados y terminará con el desaliento que el hurto de productos agrícolas ha causado.

Siempre dentro del propósito de fomentar la producción, se emitieron además, la ley N° 101 de 12 de agosto último, por la que se autorizó al Banco Nacional de Costa Rica para importar todos los tipos de instrumentos de labranza necesarios y venderlos a los finqueros y trabajadores del campo a precios módicos, y la N° 149 de 23 del mismo mes de agosto, por la que se reorganizó el Centro Nacional de Agricultura, a fin de que esa Institución preste con mayor eficacia a la agricultura y a la ganadería, los importantes servicios para los cuales ha sido creada. La mencionada reorganización contempla el establecimiento de Estaciones Agrícolas Experimentales en las diferentes zonas agrícolas o ganaderas del país, las cuales tendrán a su cargo el fomento y la prosperidad de la agricultura y la ganadería y de la industria en general en todas sus formas. Se trata de centros de consulta y experimentación al servicio de los agricultores. En ellos habrá también, para el servicio público, sementales, baños antiparasitarios y un departamento de veterinaria, todo lo cual se suministrará gratuitamente, a fin de propulsar con rapidez y eficacia el mejoramiento de las especies y el auge industrial del país; y para completar la obra, se emitió la ley N° 58 de 9 de marzo próximo pasado, conocida con el nombre de Ley de Esquilmos, en virtud de la cual se considera contrario al interés público el hecho de mantener inculta la tierra, así como el cobro de alto precio por el uso de ella. Esta Ley de Esquilmos necesita algunas importantes modificaciones para llenar más cumplidamente su finalidad de ayuda al campesinado; ya tales reformas estén en estudio y es de esperar que pronto perfeccionarán la obra, incorporándose a ella.



Por ley N° 63 de 30 de julio de 1943, se financió, reglamentó y legalizó la Industria pesquera en el país, la que venía ejerciéndose de hecho, y sin sujeción a normas legales de ningún género. El objeto de esta ley fue ordenar y facilitar la pesquería, haciéndola por cuenta del Estado, para que, mediante el empleo de métodos técnicos, pudiera efectuarse en gran escala a fin de proveer al pueblo de pescado a precio barato.



Es muy grato para mí poder consignar que la provincia de Limón, que estaba en completa decadencia con motivo del traslado a la zona del Pacífico del negocio bananero, ha vuelto a resurgir, mediante contratos con compañías extranjeras para plantaciones de abad, balsa y hule; estas plantaciones estén haciéndose ya en gran escala, y van constituyendo una muy halagüeña perspectiva.



Comprendiendo mi gobierno la imperiosa necesidad de incrementar la producción agrícola, y de fomentar la pequeña propiedad, para lograr ese objetivo se trazó la norma de repartir tierras entre el campesinado, en la medida que las circunstancias del Tesoro lo permitieran. A nadie escapa la enorme conveniencia de esta política agraria, de acuerdo con la cual han sido ya distribuídas varios miles de hectáreas. Estos extensos territorios, que anteriormente eran tierras incultas, están siendo cultivados, y en poco tiempo el país empezará a notar el beneficio obtenido. Para este reparto de tierras se han ido adquiriendo fincas incultas de particulares, y si bien lo hecho hasta ahora no significa nada todavía, tiene la enorme importancia de ser el comienzo de la obra. A futuros gobiernos corresponderé su prosecución, y cuando esta práctica se haya difundido por todo el país, sus propios resultados la establecerán como norma invariable de cualquier política agraria que se implante en Costa Rica.







SALUBRIDAD PUBLICA Y PROTECCION SOCIAL



Compenetrado mi gobierno de que la salud pública constituye el fundamento del bienestar general, ha puesto sus mejores y más tenaces empeños en fomentarla y mejorarla. Debo decir al respecto, que la idea predominante que inspiró la creación de la Secretaría de Salubridad Pública y Protección Social, fue hacer de ella un organismo esencialmente preventivo, dejando a cargo de otras instituciones del papel asistencial. Veinte años transcurrieron, sin embargo, antes de que este concepto superior de la higiene, entrara en el campo de las realizaciones prácticas, lo que se ha conseguido, al menos parcialmente, con el establecimiento de los Seguros Sociales, que, al resolver numerosos problemas de asistencia, libera a la Secretaría de Salubridad de gran parte de la labor de tratamiento, en beneficio inmediato y directo de la función preventiva, que es la que esencialmente le corresponde.



Incorporadas a la Carta Fundamental las Garantías Sociales, fundada la Caja Costarricense de Seguro Social y promulgado el Código de Trabajo, sólo le restaba a la presente administración, para completar su programa de gobierno en lo tocante al mejoramiento de las condiciones de vida de la clase trabajadora, tanto del campo como de las ciudades, poner a tono con esas nuevas instituciones sociales la legislación sanitaria del país. Con este objeto, y después de un detenido estudio, se promulgó el Código Sanitario de Costa Rica, que constituye un valiosísimo paso hacia el mejoramiento de la salud pública, mediante disposiciones de carácter preventivo.



Aun cuando la ley de 1923 daba base suficiente para incluir como función de la Secretaría de Salubridad todo lo concerniente a la provisión de agua potable a las poblaciones, sentíase la necesidad de una legislación más amplia en asunto tan trascendental. Para llenar el vacío se emitió la Ley de Aguas Potables de 1941, que vino a suplir las deficiencias de la anterior, estableciendo que corresponde exclusivamente a la Secretaría de que me ocupo, la calificación de potabilidad de las aguas destinadas a abastecer las poblaciones.



Como complemento importantísimo de esta obra de prevención asistencial, queda fundado el Instituto del Cáncer, con su edificio propio, adquirido mediante la cooperación financiera del Servicio Interamericano de Salud Pública, y con rentas, si aún no suficientes, sí al menos bastantes para iniciar la lucha decidida contra ese terrible flagelo de las sociedades.



Establecida la Sección de Calzado Escolar, vale la pena hacer cualquier sacrificio por mantenerla. No debe perderse de vista que el uso del calzado refleja el grado de cultura de un pueblo, y que además da personalidad al individuo, y constituye la medida más importante que pueda tomarse contra la anquilostomiasis. No bastaba para erradicar o reducir la anquilostomiasis, el tratamiento de los enfermos y el saneamiento del suelo.

Era preciso cerrarle a la larva del parásito su puerta de entrada al organismo: la piel desnuda de los pies. Con este primordial propósito se han distribuido 26.421 pares de zapatos, por valor de ¢133.007,70.



Pero no son las enfermedades agudas las principales dolencias que sufre el pueblo. El pueblo sufre principalmente de desnutrición. Su alimento es escaso y mal balanceado; se trata no sólo de un problema económico, sino también de educación. Con vista de este segundo aspecto, y a efecto de remediar siquiera en parte el primero, se emitió en 1942 la ley que establece el desayuno escolar, bajo los auspicios del Consejo Nacional de Nutrición. Desde luego, la aplicación de esa ley ha tenido que irse haciendo paulatinamente por razones económicas, pero va tomando cuerpo, y es de desearse que continúe progresando con rapidez, porque es de vital importancia para la República.



Para terminar con este aspecto del presente informe, réstame decir que el Instituto de Asuntos Interamericanos contribuyó, al través del Servicio Cooperativo Interamericano de Salud Pública, al desarrollo de un amplio programa de sanidad. La suma de $ 500.000,00; que fue el primer aporte recibido, será aumentada en breve en $ 300.000,00, de acuerdo con un contrato recientemente firmado.



Quedan terminadas quince nuevas Unidades Sanitarias, en las que se han hecho alrededor de un millón de exámenes y los tratamientos necesarios. Se han realizado trabajos de saneamiento superficial del suelo y dos obras magnas de higiene pública: las cloacas de la ciudad de. Heredia y los filtros de Tres Ríos para aumentar y mejorar el agua de San José y sus distritos, mediante el concurso del Gobierno y de las respectivas Municipalidades. Queda para el futuro la construcción de modestas casas de emergencia en Siquirres, San Carlos y San Isidro de El General; el entubamiento del Lantisco y cañerías de agua potable para algunos pueblos, lo cual seguramente se hará a medida que los recursos lo permitan. Detalles minuciosos de esta obra realizada, podrán verse en la Memoria de la respectiva Secretaría.





SEGURIDAD PUBLICA



En el firme propósito de contribuir a la tarea común de la defensa continental y al afianzamiento de las normas de convivencia adoptadas por los países americanos, y tomando en cuenta que el Comité de Emergencia para la Defensa Política del Continente, creado por la Tercera Reunión de Consulta de Cancilleres de América con sede en Río de Janeiro, desarrolla una tarea dé excepcional eficiencia, mi Gobierno, aceptando la sugerencia que le fue hecha por los Delegados de aquel Comité, acordó, por decreto N° 73 de 25 de octubre próximo pasado, la creación de un Comité Nacional Consultivo para la Defensa Política, constituído por: el Secretario de Estado en el Despacho de Relaciones Exteriores, el Secretario de Estado en los Despachos de Gobernación y Policía, el Secretario de Estado en el Despacho de Seguridad Pública, el Jefe de la Oficina de Migración, el Oficial Mayor de la Secretaría de Gobernación y Policía, el Director General de Telégrafos y Radios Nacionales, el Jefe de la Censura Postal, el Inspector General de Hacienda, y un Representante de la Junta de Custodia de la Propiedad Enemiga, designado por esta. El objeto de este organismo, es proporcionar al Comité Consultivo de Emergencia para la Defensa Política del Continente, datos e informes relativos a la legislación interna y a las prácticas administrativas que se relacionen con la defensa nacional, con las actividades enemigas, y con las modalidades que asuman en el país esta clase de actividades; sugerir a dicho Comité cualesquiera proposiciones y proyectos que pudieran servir de base para sus recomendaciones a los Gobiernos americanos, y estudiar las medidas que fuere necesario adoptar en la República, para hacer efectivas las indicaciones de ese mismo Comité.

Para poner fin a este informe, debo manifestaros que en acatamiento a lo que dispone el artículo 134, inciso 6) de la Constitución Política, y oído previamente el Consejo de Gobierno, tengo el honor de devolveros el decreto legislativo N° 108 de 13 de agosto de 1943, para que os sirváis, Señores Diputados, continuar los trámites de la reforma al artículo 3° de nuestra Carta Magna referente a los límites de Costa Rica, a fin de que dicho artículo quede de acuerdo con el tratado de l° de mayo de 1941, celebrado con la vecina República de Panamá.



Con este informe que aquí termina, concluye también mi Administración. Dentro de ocho días, el 8 de mayo en curso, que es la fecha que al efecto determina nuestra Carta Fundamental, haré entrega del Gobierno al Licenciado don Teodoro Picado, elegido por el pueblo para sucederme en el Poder, y cuyas relevantes prendas personales de orden moral e intelectual, constituyen la más segura garantía de acierto en las elevadas funciones que le corresponde desempeñar. Tengo la plena convicción de que su labor será muy fecunda en bienes para Costa Rica, sobre todo si, como lo espero y os lo ruego, continuáis prestándole, Señores Diputados, el apoyo y la importante colaboración con que a mí me habéis honrado durante los cuatro años de mi Gobierno, y que comprometió, en forma perdurable, mi más profunda y sincera gratitud.



El errar es de humanos, y no tengo la pretensión de haber sido infalible; pero quiero rogar por vuestro elevado conducto al pueblo costarricense, que abone a mis errores la buena fe y el propósito vehemente de servirlo del mejor modo posible, lema éste al que consagré en todo momento las mejores energías y los más puros anhelos de mi espíritu.



R. A. Calderón Guardia



San José, 1° de mayo de 1944.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada