lunes, 5 de julio de 2010

Cuentos de mi tía Carmen Lyra. Homenaje a la obra literaria y al legado político de Carmen Lyra

Cuentos de mi tía Carmen Lyra.  Homenaje a la obra literaria y al legado político de Carmen Lyra

Gabriel Quesada Ecólogo 06:58 p.m. 04/07/2010
Tomado http://www.nacion.com/2010-07-05/Opinion/Foro/Opinion2435067.aspx


Nace María Isabel Carvajal Castro en una casa de adobe en el barrio Amón, un 15 de enero de 1888. Su madre Elena Carvajal Castro fue una de esas mujeres a las que les tocó criar a su hija a finales del siglo XIX, ya que su padre no la reconoció al nacer. Años más tarde, su progenitor quiso darle el apellido, pero ella no lo aceptó.

Realizó estudios primarios en el Edificio Metálico, y secundarios en el Colegio Superior de Señoritas, donde obtuvo el certificado de maestra normal en 1904. Luego, ejerce su profesión en diferentes escuelas de las provincias de San José y Heredia. En 1912, funda el Centro de Estudios Sociales Germinal con sus amigos y colegas, Omar Dengo y Joaquín García Monge.

Contra la dictadura. Junto a su hermano Víctor Quesada Carvajal, se une a la lucha contra la dictadura de los Tinoco en 1919. El enfrentamiento en contra de la dictadura fue duro, ya que muchos costarricenses sufrieron encarcelamiento, persecución y muerte. Como respuesta y en solidaridad con el movimiento revolucionario, María Isabel, con un grupo de maestras y estudiantes de secundaria, se lanzan a las calles de San José e incendian el diario oficialista La Información. La Policía reacciona de inmediato y María Isabel sufre un fuerte impacto en la cabeza. Las otras compañeras también fueron atacadas por la Policía, así como los estudiantes.

Semanas después, el ministro de Guerra, Joaquín Tinoco, es asesinado, cae la dictadura, y Federico Tinoco, su hermano, abandona Costa Rica para establecerse en París. Una vez finalizada la dictadura, obtiene una beca para ir Francia, donde estudia la corriente pedagógica montessoriana. Funda, a su regreso, la Escuela Maternal y se incorpora como profesora a la Escuela Normal en 1921.

En 1913 y desde muy joven inicia su labor literaria con la impresión del periódico San Selerín, dedicado a los niños. Se publica Fantasías de Juan Silvestre, En una silla de ruedas en 1918. Dos años más tarde, aparece la obra más conocida de la autora, Cuentos de mi tía Panchita. En el Repertorio Americano también publica, en 1931, Bananos y hombres.

Se funda la Liga Cívica en 1928, como la primera organización nacionalista. La organización es creada por Ricardo Moreno Cañas, Víctor Quesada Carvajal y otros costarricenses comprometidos con la nacionalización de las compañías eléctricas que estaban en manos de la Electric Bond and Share. María Isabel tuvo una relación muy estrecha con la Liga, por su relación con Moreno Cañas y su hermano Víctor.

Después del establecimiento del Partido Comunista, en 1931, María Isabel se incorpora a esta organización y se convierte en una de sus líderes. Consolida su amistad con los principales dirigentes, en especial con el joven Manuel Mora Valverde.

Durante la década de los años cuarenta se inicia una de las transformaciones más importantes en la historia de Costa Rica, la promulgación de las Garantías Sociales. Esta revolución fue producto del pacto entre el Partido Comunista y el Partido Republicano. Dicho pacto fue suscrito en casa de Víctor Quesada y Hortensia López-Calleja (Vega, J. 1988. Avatares en la vida de Carmen Lyra. Revista Nacional de Cultura, UNED). En esa misma casa, el Movimiento Ecologista Costarricense firmó, junto con el expresidente de la República, Abel Pacheco De la Espriella, el proyecto de ley para incorporar un título de Garantías Ambientales en la Constitución Política de Costa Rica.

María Isabel, además de dirigente política, descubrió capacidades literarias en otro compañero de partido, Carlos Luis Fallas. Calufa compartió sus experiencias como obrero bananero con María Isabel, para luego ser plasmadas en su obra Mamita Yunai.

Tuvo estrecha amistad con el Indio Sánchez, quien ilustró los Cuentos de mi tía Panchita con sus grabados. Fue maestra de Fabián Dobles, Joaquín Gutiérrez y tuvo gran amistad con el escultor Juan Rafael Chacón. También fue amiga de Neruda, quien le obsequió Un Canto para Bolívar, de Gabriela Mistral y de José Vasconcelos. Su casa fue asilo y refugio de Rómulo Betancourt, quien fuera presidente de Venezuela.

Desafortunadamente para Costa Rica, estalla la Guerra Civil de 1948. Grupos conservadores inician una fuerte persecución y encarcelamiento en contra de comunistas y republicanos progresistas. María Isabel, es obligada a dejar el país. Gracias a la amistad que tuvo con el presidente Lázaro Cárdenas, vive exiliada en la ciudad de México, donde muere el 14 de mayo de 1949. Sus restos fueron trasladados a Costa Rica y sepultados en el Cementerio General de San José.

Florencia y Ricardo Quesada López-Calleja, herederos universales y sobrinos de la autora, publicaron los Cuentos de mi tía Panchita en dos ediciones alternas, así como las Obras Completas (Tomo 1) durante las décadas de los años 60 y 70.

Las publicaciones fueron financiadas por los hermanos Quesada López-Calleja con recursos propios.

María Isabel Carvajal, fue declarada benemérita de la patria por la Asamblea Legislativa el 23 de julio de 1976.

En agosto de 2010, como homenaje a la autora por parte de las autoridades del Banco Central de Costa Rica, su imagen aparecerá en el nuevo billete de 20.000 colones.

Este es, indiscutiblemente, un reconocimiento más a Carmen Lyra, por su obra literaria, su legado político y su compromiso con Costa Rica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada