domingo, 25 de julio de 2010

Nuevo libro sobre el Partido Vanguardia Popular del colega y amigo Gerardo Contreras Alvarez




Reseña elaborada desde Vanguardia Popular

Vanguardia Popular de Costa Rica denuncia persecución

San José. elpais.cr.com. | 14 noviembre de 2009
Comunicado

El 22 de octubre de este el TSE tomó la decisión de impedir la participación del Partido Vanguardia Popular en el proceso electoral que culminará en las elecciones de febrero del 2010.

La sentencia resulta un mamarracho jurídico, que obvió resolver sobre las cuestiones de carácter constitucional puesto que el propósito de la decisión era esencialmente político.

La ilegalización del PVP es un eslabón de una larga cadena de persecución anticomunista, que se inicia después de la guerra civil de 1948.

La Junta de Gobierno que presidía José Figueres Ferrer dictó el Decreto 105 según el cual a los militantes se impondrían hasta diez años de cárcel por el simple hecho de serlo.

La Asamblea Constituyente incorporó este decreto a la legislación vigente y, además, aprobó un artículo 98, en que se ilegalizaba al PVP y otras organizaciones de la izquierda. Durante 27 años el partido se mantuvo ilegalizado y una buena parte de esos años en la clandestinidad.

La represión alcanzó el punto culminante de la crueldad de la burguesía con el asesinato de seis dirigentes comunistas limonenses que fueron sacados de la cárcel para asesinarlos en el sitio conocido como El Codo del Diablo.

Este asesinato fue planeado por la Junta de Gobierno que presidía José Figueres en complicidad con la United Fruit Company.

Posteriormente fueron ilegalizados otras organizaciones políticas en las que participaba el Partido Vanguardia Popular.

En 1948, El PVP desde la clandestinidad logró inscribir el Partido Nacional Democrático, con el propósito de participar en las elecciones para la Asamblea Constituyente. Este partido fue ilegalizado por la Junta de Gobierno. Fue entonces que el compañero Arnoldo Ferreto negoció con don Celso Gamboa el apoyo al Partido Constitucionalista que eligió seis constituyentes.

En 1953 fue puesto fuera de ley el Partido Progresista Independiente, cuyo candidato a la Presidencia de la República fue don Joaquín García Monge. Don Joaquín concitó la solidaridad de los más representativos intelectuales de América Latina y sin lugar a dudas es figura egregia de la intelectualidad costarricense. Fue director del Repertorio Americana, la publicación de más prestigio durante muchos años.

En 1958, fue ilegalizado el Partido Socialista, por artimañas del Tribunal Supremo de Elecciones. El compañero Fabián Dobles, destacado literato comunista encabezó la formación de este partido.

En 1962 dimos nuestro apoyo al Partido Acción Democrática, que promovió como candidato a la Presidencia a don Enrique Obregón, quien luego regresó al PLN, donde se mantiene hasta ahora.

Para las elecciones de 1966 se organizó el Partido Acción Popular Socialista, que también fue ilegalizado

En 1969 se organizó el Partido Bloque de Obreros, Campesinos e Intelectuales, que también fue ilegalizado. Fue en ese momento en que Marcial Aguiluz, sin lugar a dudas uno de los políticos más honestos en la historia nacional, ofreció al PVP participar en las papeletas de su partido Acción Socilista. Fue así como los comunistas volvimos a tener presencia en la Asamblea Legislativa.

Casi diez años después de la reforma del artículo 98 de la Constitución que devolvió la legalidad a los partidos. Entonces tanto el PVP como el Partido del Pueblo, que surgió después de la división, intentaron inscribir un partido con el nombre de Comunista, en todos los casos el Registro Civil y el TSE rechazaron la inscripción siempre con los mismos argumentos, de los cuales copiamos unas frases que ponen de manifiesto la verdadera conducta antidemocrática de estos organismos: “solo la palabra “comunista” es un atentado contra el orden constitucional. Agregaba la resolución de la Dirección Nacional del Registro Civil,

“Es definitivo para esta dirección que todo movimiento que se identifique explícitamente con las doctrinas marxistas leninistas…no tienen cabida en el sistema electoral vigente en el país y por tanto “le hacen imposible aceptar la inscripción de un partido que viola desde su nombre lo que la norma constitucional quiere preservar”. Esta frase fue escrita por el señor Rafael Villegas quien al abandonar el puesto de Presidente del TSE pasó a ser dirigente del Partido Liberación. Exactamente ocurrió lo mismo con el señor Sáenz Meza. Seguramente que el señor Sobrado seguirá el mismo camino.

¡Y los charlatanes siguen hablando de la “democracia centenaria”!

Ahora, con habilidades de leguleyo, sirviendo a intereses inconfesables, para decirlo con un eufemismo, el TSE logra los mismos propósitos fascistas que antes lograron con medios más brutales pero no menos indecorosos.

Por primera vez, desde la ilegalización y durante los años posteriores a la reforma del artículo 98 de la Constitución, el Partido Vanguardia Popular participaría con su propio nombre en la contienda electoral. Demostración evidente de que el TSE se hace eco del odio del imperialismo y de la oligarquía contra el nombre glorioso del partido de los comunistas costarricenses.

El PVP cumplió con las disposiciones del Código Electoral y TSE violó la Constitución

El Partido Vanguardia Popular realizó 470 Asambleas Distritales, 81 Asambleas Cantonales, 7 Asambleas Provinciales y una Asamblea Nacional. Es decir se cumplió con las disposiciones absurdas del Código Electoral.

Absurdas porque absolutamente antidemocrático exigir a los partidos tener afiliados en todos los distritos del país y permitir que, como está demostrado que, grupos como Liberación Nacional no haga ni una sola asamblea distrital.

El Tribunal Supremos de Elecciones no se consideró obligado a dar una explicación sobre esta cuestión no sobre ninguna otra que tenga relación con los principios de interpretación de las leyes. Este fenómeno no es nuevo.

Hace ya muchos nuestro gran poeta Aquileo J. Echeverría lo dejó muy claro cuando escribió: “La ley estira y encoge/según a se le aplica/Esto ocurre en todas partes/ pero más en Costa Rica. Es lo que la sabiduría popular bautizó como la “ley del embudo”, a unos se les sirve por la boca grande y otros por la chiquita. Pero cuando esto lo hacen las autoridades electorales están realizando un fraude electoral.

Se señalaron algunos errores, pero lo hicieron cuando era imposible corregirlos repitiendo las asambleas. Este fue un acto de mala fe. Esas observaciones se hicieron el 27 de agosto y en esa fecha era imposible realizar las asambleas antes del 7 de setiembre, fecha límite para presentar los documentos ante el Registro de Partidos Políticos.

Aunque sea jurídicamente irrelevante es necesario apuntar que el Partido Vanguardia carece de aparato administrativo asalariado y que todo el trabajo partidario se hace en forma voluntaria; nadie recibe salario por su trabajo.

Es bien sabido que en 1984 el PVP no solamente fue dividido, más bien fue víctima de un asalto que lo privó de sus bienes y de sus recursos.

La decisión del Registro de Partidos contra Vanguardia Popular fue apelada, pero rompiendo los más elementales principios de derecho, esa misma institución se negó a recibir los documentos de inscripción de candidatos. Fue necesario hacerles saber que estaban cometiendo una prevaricación para que cambiaran su conducta y recibieran los documentos de la Asamblea Nacional del PVP.

El juego era muy claro: no nos recibirían los documentos esperando que se cumpliera el plazo de presentación de candidaturas y hacer de esa circunstancias la razón de la ilegalización del PVP. Entonces no habría responsabilidad de la burocracia electoral haciendo caer las culpas sobre la Dirección del partido.

La fecha límite de presentación de candidaturas estaba fijada para el 23 de octubre y el TSE decidió sobre la participación del PVP un día antes, es decir. el 22 del mismo mes.

La insistencia en la presentación de las candidaturas les echó a perder la jugarreta y tuvieron que dictar en carrera una resolución. Esta seguramente fue la razón por la cual salió un mamarracho, que esta muy lejos de ser una sentencia objetiva y justa.

El TSE una vez pone en evidencia de que es un instrumento de la oligarquía ultraderechista y por esa vía de los imperialistas cuyos intereses geopolíticos y económicos son muy grandes.

La oligarquía y el imperialismo ilegalizan al partido vanguardia popular

No hay lugar para dudas sobre quién o quienes son los autores intelectuales de esta felonía jurídica.

Como es bien sabido Oscar Arias es el actor principal de los cambios políticos que están en marcha y que tienen el propósito de rediseñar la vida política, haciendo desaparecer a la izquierda revolucionaria y la oposición burguesa con raigambre histórica.

La nueve ilegalización del PVP forma parte de los intentos de consolidar un gobierno autoritario, sin oposición revolucionaria. Es evidente que en este momento el Gobierno y en general todas las principales instituciones y Poderes del Estado a través del Ejecutivo siguen las órdenes del imperialismo y de la oligarquía subordinada.

El Estado costarricense es además una base política del eje derechista que formaron con los Gobiernos de Martinelli en Panamá y Alvaro Uribe en Colombia.

Para eso necesitan que la oposición burguesa tenga raíces liberacionistas y que la llamada “izquierda democrática” se aparte de la tradición revolucionaria de los comunistas costarricenses.

Hace ya muchos años contra el PVP funciona todo un proyecto de terrorismo mediático cuya aspiración es hacerlo desaparecer de la conciencia nacional. Por ejemplo, el más indecoroso de los medios de prensa, La Nación, tiene prohibido a sus periodistas escribir el nombre del partido; no se hacen eco ni siquiera de lo que podrían considerarse “malas noticias”; quieren pasar un borrador gigante sobre nuestra historia.

Los dueños de La Nación, de otros diarios y revistas, de muchas radioemisoras son los principales dirigentes de la ultraderecha, hoy incrustada en el Partido Liberación Nacional, convertido en la organización líder del neoliberalismo, de la derecha, del entreguismo y de la corrupción desplegada.

La Nación no solo es su vocero, es el administrador ideológico de los intereses del imperialismo y de la oligarquía subordinada.

Los más poderosos oligarcas, los directores de los medios burgueses, ex ministros de seguridad pública, magistrados de la Corte Suprema de Justicia y otros, han conformado un tal “Grupo de Seguridad y Justicia” que funciona como un verdadero poder fáctico: nadie los eligió pero tienen más poder que los funcionarios elegidos en procesos electorales.

El jefe de tal organización es precisamente Rodolfo Jiménez Borbón y su vocero Oscar Arias. Están hermanados por sus negocios y su afán de hacer crecer sus capitales

Ese poder fáctico hizo reelegir a Oscar Arias para aprobar el TLC, para destruir a sus amigos, Rafael Angel Calderón y a Miguel Angel Rodríguez. Por razones totalmente opuestas también pretender sacar de su camino al Partido Vanguardia Popular.

El Tribunal Supremo de Elecciones acata las órdenes de Óscar Arias

Muchas veces han querido hacer desaparecer al partido de los comunistas. Pero no han podido ni lo podrán. Ya lo explicamos de manera sucinta.

El discurso anticomunista de Oscar Arias, dicho el 15 de setiembre ante el Monumento Nacional, nos aclaró el panorama. A partir de ese momento supimos lo que resolvería el Registro de Partidos y el TSE. No había lugar a engaños.

Arias lanzó un ataque irrespetuoso y brutal contra los gobiernos revolucionarios o progresistas de América Latina y contra nosotros.

Conspira constantemente contra el Gobierno Sandinista que preside el compañero Daniel Ortega.

Está haciendo un esfuerzo por romper los lazos que unen a Costa Rica al resto de Centroamérica. Según su concepción existen dos Centroaméricas: la CA4 (Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua) la CA2 (Panamá y Costa Rica). Si hubiese sido franco hubiera unido al CA2 a Colombia. Arias apoya la política del Gobierno narco terrorista de Alvaro Uribe y aplaude la decisión de establecer 7 bases militares yanquis en Colombia, que van dirigidas contra todos los gobiernos verdaderamente democráticos de América del Sur.

Ahora Oscar Arias rompe fuegos contra los gobiernos revolucionarios, se opone a que adquieran armas, pero apoya en todas sus guerras criminales al imperialismo norteamericano. Esto es un ejemplo de la más pura hipocresía. Apoya al militarismo yanqui que mantiene guerras de agresión, es uno de tres países que apoyaron a Colombia en el asunto de bases militares yanquis, pero responde con animadversión enfurecida cuando ve en peligro su falso apego a la paz. No sirve a la paz nadie que sirva al imperialismo norteamericano.

Oscar Arias quiere una nueva constitución para limitar los derechos democráticos del pueblo, abrir paso a los negocios de la oligarquía y los suyos propios.

Este Presidente dio la orden de sacar del juego electoral al Partido Vanguardia Popular. Esto es muy grave, pero más grave aún es que el TSE obedezca. No en vano el Presidente del TSE lo llamó el “padre de la legislación electoral del siglo XX1”. En razón de su puesto el señor Sobrado debió calmar sus ímpetus serviles y si no podía, debió renunciar a su puesto.

Oscar Arias está perfeccionando su gobierno autoritario, por la vía del dominio de las instituciones puestas bajo el mando de los que le obedecen. Los candidatos a diputados, la candidata a la Presidencia, están de antemano domesticados, puesto que solo así podrán servir a los hermanos Arias y facilitar sus ansias crematísticas.

Son los líderes del nuevo “Liberación” los que con tanta saña persiguen al PVP; este odio enaltece a los comunistas, hay mil y más razones por las que los militantes se sienten orgullosos de sus convicciones y de sus luchas.

El problema no es solamente ideológico. Saben que los vanguardistas no se rinden, que están dispuestos a enfrentar todas las situaciones que puedan presentarse.

Como nota aparte queremos resaltar que los hermanos Arias están dominados por el afán de apoderarse, como socios de algún monopolio transnacional, de los puertos de Limón. El PVP sobre todo desde el Comité Cívico Limonense es parte esencial de la lucha patriótica en defensa de los muelles.

Los Arias están dispuestos a matar para que no a dejar que se les escape este negocio.

Desde ahora, con ese mismo propósito, están montando un fraude electoral

El partido es inseparable del pueblo por eso es invencibles

Los militantes de Vanguardia a lo largo de su historia han servido a la clase obrera, a los campesinos y a todos los que sufren por la explotación capitalista.

En este momento tenemos más entusiasmo que nunca. No tenemos miedo ni se han quebrantado nuestras convicciones. Lucharemos por el socialismo y seremos siempre fieles al internacionalismo. Las fronteras no le ponen frenos a nuestras luchas.

La justicia y la libertad son un anhelo de millones de seres humanos en todos los continentes. Nosotros estamos con ellos y a todos damos y daremos siempre nuestra solidaridad. Nos sentimos hermanos de todos los que luchan por la justicia, aun a aquellos que no comparten nuestra ideología ni nuestros métodos de lucha.

Esta es la gran enseñanza del camarada Che Guevara

La unidad de Latinoamericanos nos hace más fuerte a todos. Aspiramos que esta unidad se haga realidad también en América Central, unidad entre pueblos que nadie podrá romper.

Estamos en nuestra trinchera y de ahí no nos sacaran.

Continuaremos nuestros esfuerzos por la unidad de los obreros, los campesinos de todos los que sufren por la explotación capitalista.

Solo la unidad nos permitirá contribuir a alcanzar la justicia y la verdadera independencia.

Viva el Socialismo

Viva la unidad mundial de los revolucionarios

(*) Asamblea Nacional y Comité Central del Partido Vanguardia Popular

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada